COVID-19: HACIA EL PRIMER TEST DE ANTÍGENOS 100% ARGENTINO


El proyecto de la empresa Chemtest Argentina, miembro de la CAB Startup será financiado por la Agencia Nacional de Promoción de la Investigación, el Desarrollo Tecnológico y la Innovación (Agencia I+D+i) y permitirá que el país cuente con una herramienta que mejora el manejo de la pandemia.


Chemtest, empresa socia de la CAB Startup se encamina a desarrollar y producir el primer test argentino de detección rápida del nuevo coronavirus SARSCoV-2 basado en antígenos, una herramienta que por el momento se importa. Son fáciles de usar y revelan los resultados en 20 minutos.


A través del Fondo Argentino Sectorial (FONARSEC), la Agencia Nacional de Promoción de la Investigación, el Desarrollo Tecnológico y la Innovación (Agencia I+D+i), financiará con 12,5 millones de pesos el desarrollo integral del kit a cargo de la empresa Chemtest Argentina, instalada en el Campus de la Universidad Nacional de San Martín (UNSAM).


“Este financiamiento nos permitirá sumar un nuevo producto a nuestra línea de test diagnósticos para COVID-19. Nos alegra contribuir con el diseño y manufactura de un nuevo kit íntegramente nacional”, afirmó el director de Chemtest, Juan Manuel Capece.


Los test de antígenos para SARS-CoV-2 revelan directamente la presencia del virus a través de la identificación de las proteínas que recubren su material genético en muestras de hisopado nasal y son útiles para puestos de testeo descentralizados, sin infraestructura para diagnóstico molecular, lo cual agiliza, mejora y potencia la capacidad de rastreo. Las muestras se toman con hisopos en operativos territoriales y luego, en vez de ir al laboratorio para procesarlas, se tramitan en el propio lugar, de manera descentralizada y en tiempo real.


“La implementación de los test de antígenos fortalece la estrategia de detección precoz y aislamiento de los casos confirmados de manera inmediata, minimiza la transmisión del virus; y descomprime la tarea de los laboratorios”, puntualizó Diego Comerci, investigador del Instituto de Investigaciones Biotecnológicas (IIB) de la UNSAM y director científico de Chemtest.


La empresa se creó en 2015 y desde el inicio de la pandemia de COVID-19 ha sido capaz de desarrollar un test molecular de amplificación isotérmica y otro serológico (de anticuerpos).


Para el desarrollo del nuevo test antigénico, bautizado CHEMSTRIP COVID19 AG, la compañía cuenta con la colaboración del IIB de la UNSAM y de la start-up BIOINNOVO, con quienes están desarrollando antígenos recombinantes, anticuerpos monoclonales y sueros.


“Para que funcione el kit de detección de antígenos se requiere de por lo menos dos tipos de anticuerpos: monoclonales para la captura del virus y policlonales para disparar una reacción química que haga visible su presencia. Ahora estamos trabajando en su producción”, explicó Comerci.

El uso de los test de antígenos generó en Argentina y en todo el mundo una mejora enorme en el manejo de la pandemia, añadió.


“Que estos test sean de producción nacional va a servir para cerrar la brecha que existe entre la calidad de los recursos humanos y las capacidades industriales del sector salud en Argentina”, concluyó Comerci.


Fuente: Agencia CyTA-Leloir-.