Sanción Ley Promoción del Desarrollo y la Producción de la Biotecnología Moderna y la Nanotecnología

Un instrumento estratégico para potenciar la contribución de la biotecnología al crecimiento del país.


La Cámara Argentina de Biotecnología manifiesta su conformidad con la sanción por unanimidad en el Senado de la Nación de la Ley 26.270 de Promoción del Desarrollo y la Producción de la Biotecnología Moderna y la Nanotecnología que prorroga los beneficios para la inversión en investigación en estas disciplinas estratégicas hasta el año 2034.


Con motivo de celebrar la promulgación de la Ley de Promoción del Desarrollo y Producción de la Biotecnología Moderna y la Nanotecnología, tuvo lugar este mediodía un acto en el Instituto de Fisiología, Biología Molecular y Neurociencias (IFIBYNE), en el predio de Ciudad Universitaria de la Universidad de Buenos Aires que contó con la presencia del presidente Alberto Fernández junto al Ministro de Ciencia, Tecnología e Innovación, Daniel Filmus, el secretario de Economía del Conocimiento, Ariel Sujarchuk; el vicepresidente de la Cámara Argentina de Biotecnología, Sebastián Bagó; la presidenta de la Fundación Argentina de Nanotecnología, Vera Álvarez; y la vicedirectora de IFIBYNE, Anabella Srebrow. También estuvo presente la Coordinadora General de CAB Startup, Graciela Ciccia junto a cuarenta empresarios y emprendedores biotecnológicos nucleados en la Cámara.



Durante el acto, el vicepresidente de la Cámara Argentina de Biotecnología, Sebastián Bagó, detalló que la entidad representa a más de 100 empresas argentinas, startups, PyMEs y grandes empresas de origen nacional que desarrollan productos de origen biológico y biotecnológico. Además mencionó que en 2021 los socios de la CAB generaron ventas por 722 millones de dólares, exportaciones por 216 millones de dólares, invirtieron un 4,6% de sus ventas en investigación y desarrollo – indicador tres veces superior a la media de la industria manufacturera – y empleaban a más de 18.200 personas, con más de 650 profesionales haciendo investigación y desarrollo en Argentina desde el sector privado.


En ese sentido, “La sanción por unanimidad en el Senado de la Nación de esta Ley, que prorroga los beneficios para la inversión en investigación en estas disciplinas estratégicas hasta el año 2034 permitirá a las empresas que producen biotecnología en nuestro país contar con un marco de estabilidad para el desarrollo de inversiones de mediano y largo plazo", afirmó Bagó.


La reglamentación en su totalidad a corto plazo permitirá activar todos sus instrumentos de promoción, para lo cual será también imprescindible asignar presupuesto específico para el año 2023 y sucesivos. De este modo favorecerá la ampliación de la cantidad de empresas beneficiarias del régimen con su consecuente impacto en la permanencia y crecimiento de técnicos y profesionales argentinos, la generación de nuevos puestos de trabajo y el incremento en las exportaciones de alto valor agregado, como un aporte sustancial para el desarrollo nacional.


Desde la Cámara Argentina de Biotecnología seguiremos a disposición de las autoridades a cargo de la implementación de la Ley para articular y promover su pleno funcionamiento y la concreción inmediata de proyectos de inversión estratégicos para el desarrollo del país.